viernes, 21 de agosto de 2009

Atravesando el charco.

Atravesar el charco no es fácil, más difícil se hace si se deja algo que uno ama con todas las fuerzas.
Ya saben que odio las despedidas, le decía a Markus que no se que más detesto si las despedidas o a Alvarito Noboa ( candidato presidencial) jejeje, pero en todo caso ya todo pasó.
Estoy de vuelta en Copenhague, llegamos ayer a las 4.30 de la tarde (hora local). Ha sido uno de los viajes más largos que he hecho y para alguien a quien le teme un poco a los aviones pues pasar tantas horas arriba no se si es lo más recomendable.
No quiero hablar de la despedida porque entonces comenzaré a llorar y por ende se me nublará la vista y el post jamás podría ser terminado. Lo único que puedo decirles es que fue triste y sí Xime, tenías razón, hubiera llevado más papelitos para mocos y lágrimas :)
Las partes más fuertes fueron los momentos antes de entrar a la zona en donde sólo pasan los viajeros y ya no se puede ver a los familiares y la otra parte que más me dolió fue cuando el avión cogió fuerza y se alzó, no se como describirlo, era como si yo fuera un chicle bien pegado al piso y viniera un nino de 4 anos y quisiera arrancarlo sin piedad, así con fuerza, sin importarle nada.
No quería despegarme, no quería partir, pero al igual que el chicle yo ya no dependia sino del destino y el avión se levantó y yo me fui con el. Eso sí, la marca quedó ahí :)
Lloré sin parar la primera media hora de vuelo y no se si era la tristeza o que pero ver a Guayaquil en la noche desde los aires me parecía algo tan surreal, era simplemente HERMOSO.
Salimos por el sur así que pasé por encima de la casa de mi abuelito, luego de pocos minutos el paisaje se fue poniendo negro y el avión iba cogiendo más y más altura.
No tenía fuerzas para reir ni para ver la tele, caí dormida profundamente por un par de horas. Me desperté supongo cuando entrabas a la frontera entre Peru y Chile, abajo no se veía nada y la mayoria de pasajeros estaban dormidos, pero eso sí el cielo estaba maravilloso, nunca he visto las estrellas tan de cerca!
Dormí otro ratito y luego el capitan anunció que en pocos momentos aterrizaríamos en Santiago de Chile, pero ni bien terminó de decirlo y al parecer al avión le dió iras de solo pensar que ya todos nos íbamos a bajar y empezó una turbulencia del carajo. No pasó nada, por suerte y pudimos ver Santiago bajo una fuerte lluvia y a un par de hora de amananecer.
Santiago se vé grandota y con algunas montanas a los costados. El aeropuerto está lleno de artesanías y sobre todo de tiendas de lapizlázuli. Encontramos un Donkin´ Donuts y allí degustamos alguito, luego nos buscamos unos asientos y allí me acurruqué y me quedé dormida, el chanchito cuidaba las maletas de mano y leía algo. Por suerte al rato ya salió nuestra puerta de embarque y pudimos ir a sentarnos por ahí cerca. Igual entre estas y las otras debíamos esperar como 5 horas en Santiago pero realmente fue chistoso estar ahí, luego de dormir yo andaba un poco de mejor ánimo y a al chanchito le había ayudado el cafecito que se había tomado. Un par de perros grandotes fueron nuestra sorpresa, estaban allí oliendo a todos los transeuntes, dejan baborreados todo lo que estaba en su paso, maletas, zapatos, gente, etc y lo peor era que ellos mismos no olían tan rico :)
Markus y yo nos reíamos sin parar, porque poner a los perros a olernos cuando estabamos a punto de subir al avión? Cosas hay en esta vida!
Además había un grupo de ninos con su profesora que andaban agarrando a cada extranjero para preguntarle trivialidades, lo interesante era que preguntaban en INGLÈS! :)
Salimos de Santiago como al medio día, viajamos junto a muchos chilenos y espanoles, el avión era grande, de esos aviones transatlánticos pues y en todos los viajes estuve en la ventana y a mi lado iba mi adorado maridito.
Siempre dije a mis padres que iba a tratar de dormir en el viaje porque sino al llegar a Copenhague estaría medio muerta del cansancio pero una cosa es decirlo y otra cosa es hacerlo. Arriba con cada turbulencia ya me levantaba y además no me podía perder la COMIDA!
Comimos rico rico en Iberia en nuestro segundo vuelo, destino: MADRID.



Como ya era de tarde pude ver desde arriba una parte de Argentina y luego en su gran mayoría sobrepasamos Brasil. El atardercer sobre la amazonía es realmente precioso. Cuanta cantidad de rios inmensos hay en Brasil, es increíble!

Al tiendo que el sol se despedía yo me iba a despidiendo del continente americano. Cuando el sol se metió definitivamente nosotros estabamos ya sobre el Atlántico. Agua y más Agua, noche y más noche y yo ahí viendo película trás película.
Vi tres films seguidos, tenía un sueno terrible pero no podía dormir, lo intenté millones de veces pero no podía dormir más que 5 minutos. Cuando estaba terminando de ver la tercera peli me dí cuenta que en menos de una hora llegaríamos a Madrid, por fin levantar el trasero y caminar un poquito.
Esa hora que nos separaba del aterrizaje era justo la hora del amanecer y tuvimos pues la gran suerte de ver como salía el Sol, es un espectáculo muy lindo. Ah pero nosotros estabamos cansados muy cansados y lo peor era que aun faltaba esperar y volar nuevamente.
En el aeropuerto de Madrid nos tocó sacar las maletas grandes porque debíamos meterlas en otro vuelo que iba a Copenhague. Este vuelo salía a la 1 y media de la tarde y nosotros estabamos ahi andando con TODO nuestro equipaje a las 8 a.m. Lo malo era que nuestro vuelo salia desde el terminal TURRITO de Madrid, o sea desde el antiguo aeropuerto, el que se ve medio caótico y no tan moderno. Para llegar allí tuvimos que coger un metro interno en el aeropuerto y luego un bus! Si, ya sé que suena raro pero es que realmente ese Aeropuerto es una COSA GIGANTE!
De hecho siempre que aterrizamos allí nos toca "andar" con el avión como media hora antes de que en verdad se detenga.
Pero bueno, luego de tantas movidas logramos llegar al dichoso terminal cholito y queríamos dejar las maletas grandes pero oh maravilla, el contador de SAS no atendía sino en un par de horas, sobre las 10.30 a.m. Pues bien, a poner buena cara y a buscarse unos asientitos por ahí para esperar las dos horas hasta que atiendan. Literalmente yo no podía estar en pié. Tenía tanto pero tanto sueno que la mitad de lo que decía era porque lo había pensado y la otra mitad era porque lo había sonado. Mi acosté con la frente apollada en una maleta y creo que me dormí 20 minutos. Cuando desperté a parte de seguir viendome dormida tenía una marca bien reconocible de la maleta, roja y arrugada. Ah, que mierda, yo seguía sonando con ojos abiertos.
El tiempo paso y logramos porfin dejar las maletas grandes adentro y nos quedamos con nuestros bolsitos de mano. Entramos al terminal de donde saldríamos y allí nos comimos dos sanduchotes con jamón serrano. Andabamos olorocitos jejeje así que aprovechando que aún teníamos que esperar como 2 horas más cada uno fue al bano y allí nos cambiamos de ropa y nos lavamos la boca.
Lamentablemente el cambiarse de ropa y verse diferente no significaba que yo era diferente y ya se me habría quitado el sueno, de hecho tuve suerte de haberme puesto el pantalon de forma correcta porque con lo dormida que andaba podría haber salido en interior caminando por ahí y solo me habría dado cuenta cuando Markus hubiera pegado el grito! :)


Me parecía increible cuando ya estabamos allí sentados en el avión con destino a Copenhague. Salimos puntuales, a las 13.40 ya estabamos dejando Madrid. No quería dormir pero esta vez era imposible no dormirme y cabecear. Me levanté cuando sobrevolabamos Holanda o algo que parecía Holanda según me decía Markus. Me estaba hablando de estas islas que estan cerradas al mar para que logren secarse un poco y obtener así un poco de territorio extra y yo le escuchaba pero en el fondo me dolía la barriga un poco así que la verdad no le paraba tanta bola.
Sin embargo reconozco que se veía todo muy lindo allí abajo. Claro que no era la primera vez que veía Holanda desde los aires, siempre hay muchos molinos de vientos y bastantes cuadritos verdes y color tierra. Pero saben que? YO QUERIA LLEGARRRRRRRR!
Estaba ya sonando con ver el puente ese que une Suecia con Dinamarca, ya quería bajarme, quería estar en casa. Entonces le dije a Markus que allí abajo estaba ya Dinamarca y que había visto un puente, el decia que no era posible, pero yo tenía tantas ganas de llegar que me lo creía realmente. Entonces el dolor de barriga se fué y empezamos a descender, entonces no había duda de que realmente estabamos cerca. El territorio Sueco y Danés se vé increíblemente hermoso!



Saqué fotos y más fotos y en pocos minutos divisamos desde los aires el famoso edificio torcido que queda en Malmö y luego de dar una vuelta grandota vimos el puente y ya podíamos oler Copenhague. Detrás de nosotros un par de espanoles hablaban de lo que veían y Markus de la emoción no se pudo contener de decirles que eso es eso y aquello es aquello jejeje.
Supongo los espanoles pensaban que él era un danés regresando :) pero bueno, entonces por fin pisamos tierra danesa. Cuando el avión había dejado de volar le cogí de la mano a Markus y le dije: Ya estamos en casa.
Es increíble como uno hace "su casa" donde tiene sus cosas. Lo más ilógico es llamar "casa" a nuestro nidito en Copenhague pero no logro decrifrarlo de otra manera. En Ecuador esta mi familia, los que adoro con todo el corazón más sin embargo ya no tengo cosas materiales allí, mi cama ya nos es mi cama y mi cuarto ya no es mi cuarto. Mi hogar ahora es aquí y junto a Markus, donde estamos juntos es mi casa, mi nidito.
Al abrir la puerta del departamento nos recibieron cientos de publicidades que habían sido enviados en todo este mes que no habíamos estado por aquí. Y como ya lo había dicho, eso de dormir a penas lleguemos no era más que una ilusión. Ayer mismo saqué todo de las maletas y guardé todo. Eso si a las 8 de la noche ya no eramos nosotros sino dos zombies caminando, nos acostamos y no nos despertamos sino hasta esta manana cuando el despertador sonó a las 7 en punto.
Bienvenida de vuelta a Copenhague Chaulafanita, bienvenida.

35 comentarios:

dinamarquense dijo...

Bienvenida mi amorosita. Me gusta tu relato, muy bien hecho... y es bien posible que lo que yo pensé holanda era ya el norte de alemania... :) Te quiero!

Chaulafanita dijo...

Te quiero mi trocito de carne bien condimentada! :)
beso beso!!!

Nadia dijo...

Bienvenida pues

Chaulafanita dijo...

gracias! :)

Françoise dijo...

Ay Julia, me hiciste acordar de cada viaje mio.... ay no no, la ultima vez, ya les pedi que no fueran al aeropuerto y mas porque ibamos con Luciano y eso iba a ser la hecatombe. Es terrible despedirse, se siente un puñal en el corazon y cuando el avion despega uffff ya me dieron ganas de llorar :(
Lo importante es que pasaste unos dias divinos y que viste a tu familia, recargaste energias y te renovaste para seguir de este lado del charco ;)
Descansa mucho, a ver si la diferencia horaria se acomoda rapido en tu cuerpo... que sueño me da no mas de pensarlo ;)
Oye en serio te gusto la comida de Iberia?? a mi me parece taaaaaaan fea ;)

Un abrazo y bienvenida a las europas otra vez ;)

Chaulafanita dijo...

hola Francoise! si tu entiendes que es eso, como esas despedidas rompen el corazón.
oye, no se, puede que haya tenido hambre pero yo la sentí rica, comimos pasta y estaban rico todo.
Gracias por la bienvenida! :)

Anónimo dijo...

Hola queridos viajeros, me alegro de vuestro regreso, ya me hacian falta he!. Tienes razón hoy por hoy tu lugar es al lado de tu esposo, "en tu nido de amor". Un abrazo fuerte para ambos y estoy interesada en fotos de nuestro pais, asi que me apunto como "cliente principal".Saludos y que viva el amor!!. Norma.

Chaulafanita dijo...

Hola mi Normita querida!
Yo también los extrana mucho a ustedes. Sobre las fotos pues empezaré a subir aquí:
http://www.flickr.com/photos/anacoreta/

Esa dirección es donde podrás ver mis fotitos del Ecuador. Tengo 3 dvd llenos con fotos :)
Muchos saludos amiga!

Animinimundo dijo...

Hola Chau... me encanta como cuentas las cosas sonrio me pongo triste etc etc .. peor tu me imagino despidiendote ... y si de nuevo estas en tu casa lo mas chevere con tu maridito q quieres tanto, las vacaciones te recargan aunque yo siempre que salgo de vacaciones regreso mas cansada jeje... Saluditos y abrasitos.

Chaulafanita dijo...

Hola Analía.
Gracias por tu comentario amiga. Si oye tienes razón, cuando uno está afuera se cansa más y anda más estresado. Bueno al menos tengo mi chanchito al que amo muchísimo y con el que estoy muy bien :)
saluditos para tí y para ese Quito hermoso!

ximenita dijo...

que bueno que todo haya salido bien...es lo mas horrible despedirse pero asi toca cuando uno escoje ese destino. ahhh solo de pensar cuando me vuelva a ir me duele la panza pero asi como tu dices toma tiempo pero toca hacerse a la idea de que tu hogar es donde estan tus cosas y tu familia nunca dejara de ser tu familia :)

Chaulafanita dijo...

Chuta si Xime, que mierda que son las despedidas, las detesto!
Ay no no pienses en la despedida tuya, tranquila, piensala cuando venga pero no sufras con antelación.
Y pues si, mi familia siempre será mi familia querida :) besitos para tí amiga.

Marcela dijo...

¡Un abrazo grandote de bienvenida!

Marcela

Pd. Qué rico es dormir en la cama de uno y regresar a sus "dominios". :):):)luego de haber estado con los que quiere y le quierem mucho.

Chaulafanita dijo...

Marcelita! ya te extranaba. Espero las cosas estan bien allá en Alemania. Si, definitivamente el tiempo que se pasa con la familia es lo que cuenta.
un besote para tí mi bonita!

Kózmica dijo...

Pues bienvida a tu casa.

Tienes mucha razón, el cuarto que tuvimos en casa de nuestros padres jamás lo vemos como nuestro. Aunque el corazón se queda con la familia todo apachurrado, no hay como llegar a casa de uno y dormir en nuestra camita, dichosa tú que lo haces con el amor de tu vida.

Ahora pidan vacaciones para descansar de sus vacaciones jaja.

Un saludo fuerte, y si te soy sincera, te felicito por haber tomado la despedida tan entera, con los pies bien puestos en la tierra :)

Chaulafanita dijo...

jejej me has hecho reir Kózmica, si le digo a mi esposo que pida vacaciones de nuevo seguro que ya no mirará tan lindo como lo hizo esta manana :).
Realmente estando en Ecuador me sentía tan en casa, nunca me sentí como la extranjera de vacaciones. Al contrario esta vez entendía muchas cosas que antes ni me había dado cuenta. Mi familia se quedó y mi amor se quedó con ellos. Te mando un beso, gracias por tu comentario.

Amiguita dijo...

Chaulafanita, ya estas por fin en casa, que alivio despues de tantas horas de viaje, la nostalgia te va a durar por un tiempito, creo que a todos los que estamos lejos nos pasa, yo siempre sonaba como que estaba en Ecuador y queria despertarme y estar ahi. Creo que en algo puede aliviar en estar en constante comunicacion con tu familia en Guayaquil. Segun lo que contaste la pasaste muy lindo por alla y eso es lo que cuenta, Dios mediante ya tendras otra oportunidad de viajar y verlos otra vez. Que Dios les bendiga mucho!!

juanpi dijo...

Ya me imagino ese viaje, largooooo y cansado, la plena q yo si no aguantaria todo ese agetreo, pero bueno, ya estas en "casita" aunq se q se te va a extrañar por aca.
Bueno se me cuida mi chau.

Gringuita Quiteña dijo...

Oye Chau ya perdi la cuenta! cuantas horas de viaje mismo fueron?? que bestia que largoooo, yo jamas he viajado tanto. Claro xq nunca he estado al otro lado del charco.
En fin, q bueno que estes en 'casa'. La despedida es lo mas triste, yo lo se! cuantas veces no hemos pasado por lo mismo :( Pero no te olvides que somos muy afortunadas de poder regresar a nuestra tierra. Muchos no tienen esa oportunidad :(
Abrazos juerrtes!

Venus dijo...

Que viaje que hicieron! Diosito! Y yo me quejo del que me toca jaja... pero todo sea por ver a la gente que se quiere, lo del viaje estuvo muy bien relatado pero y como te fue en Ecuador?

Juan Pilas dijo...

Ayyy Chaula que relato con un final tan cursi, ya pareces pelucona como dijo Correa. En serio que por eso eres mi favorita, como dice tu Markus, me gusta tu relato, eres la Corin Tellado siglo XXI. Mira que en tí debe ser patólogico, tu cuento del viaje dura casi tanto como el viaje que ya es bastante largo, como se hace para ir de Guayaquil a Madrid y pasar por Santiago, solo a Chaulafanita le puede pasar. Con el debido respeto por las damas apuesto que tu mama se debe haber tomado algunas horas para traerte a este mundo, y ya me imagino, cuando te toque la hora de parir, vas a escribir una página de cada pujada y te va a salir toda una novela.
Bravo por Chaula !! y también demos los méritos a Markus.

Kodama San dijo...

Jajaja, "trocito de carne bien condimentada"? qué linda!!

Oye, me alegra de veras que no hayan tenido inconvenientes en el viaje, y si, como tú dices, uno hace su casa en el lugar donde tiene sus cosas, aunque la verdad nunca me gusta llegar porque sé que ya sentiré frío, pero si se siente un alivio cuando una ya está en el nidito ;)

No se te hizo raro cuando volviste? No se te hace grande o chico el depar? Cuando yo regresé de donde mi mami me costó volverme a acostumbrar al depar, jeje.

Yo soy algo mala para despedirme, siempre me despido sintiendo que los volveré a ver, y aunque hasta ahora no me ha pasado que ya no los vuelva a ver, no sé, como que no me permito pensar en esa posibilidad y me despido casi que "así no más".

Bienvenida pues, aunque te doy la bienvenida desde acá, pero bienvenida de regreso a su nidito de amor :)

Genín dijo...

Menos mal que ya termino esa pesadilla de viaje, lo mejor hubiera sido pillar una buena pea al subir al avión en Ecuador y no soltarla hasta llegar a Dinamarca...jajajaja
Yo contento de que todo les saliera feliz y ya estén de vuelta!
Besos y salud

Gyp_sy dijo...

Regresaste!!! Que alegría!!
Se que dejar a las personas que se quieren duele, pero no quiero hablar de tristezas porque todo eso se borro cuando leí esta parte que has escrito:
“le cogí de la mano a Markus y le dije: Ya estamos en casa”
-Me llego al corazón-

Bienvenida Chaulafanita!!!!

Betty dijo...

hola! te veo en varios blogs que frecuento, es la primera vez que te visito y me encantó este post, con tantas fotos desde el aire y por el sentido relato.

besos

Chaulafanita dijo...

-- Amiguita, eso de los suenos es cierto, estoy que cada que duermo sueno con Ecuador y con mi familia. Si eso me deja tranquila que siempre existe una nueva oportunidad de verlos. Muchos saludos amiga.

--- Juanpicito, si que fue un viaje largoooooo más de 24 horas de allá para acá. Espero podamos vernos la próxima vez que vaya para allá. Abrazos.

--- gringuis, ohhhhhh amiga fueron hartas horas, ya perdí la cuenta jajaja, pero bueno, ya estoy en casita sana y salva. Espero pronto puedas darte una vueltita atravesando el charco. Beso!

--- venus, si fue bien largo del viaje a Ecuador ya contaré poco a poco. Un saludos gigante.

--- Jajaja este herr Pilas, tu si que eres un CASO! La Corin Tellado? Oye ya no te burles que a mi si me gustaba leer esas historias que venían atrás de las revistas jajaja. Pues creo que tienes razón, cuando dé a luz a un Markusitus seguro me sale un libro! :) Un saludo para tí.

---Kodamita, amiga mía. Jajaja ya sabes que tengo unos carinos bien raros, pero al chanchito le gustan y eso es lo que importa :)- Pues si se me hizo como raro, pero en el buen sentido, encontré el departamente grande lo cual No es pero bueno, como habíamos dejado ordenadito entonces se veía todo bien lindo claro luego de 2 minutos empezó el desorden :) Gracias por la bienvenida y ya te mando pronto las fotitos!

---Genín, no entiendo que significa "pea" que será eso? Gracias por el recibimiento, un besote y lo mejor para tí.

-- Gypsy, holaaaaaa la alegría es mía. Oh si, es que yo soy bien romanticona, ademas de llorona :) Muchos besitos amiga, gracias por pasar por aquí.

---Betty, tengo otro contacto que se llama Betty también, ya voy a leer tu blog y a ponerme al día, gracias por visitar el mío. beso grande y que gusto que te haya gustado mi rincón blogero.

G dijo...

WELCOME!!! :)

Chaulafanita dijo...

:)

yraya dijo...

Lo primero de todo ¡¡bienvenida!!.
Según ibas relatando tu despedida de tu tierra, me acordaba de cuando yo regreso de mi isla: cuando el avión levanta el vuelo, me empiezan a caer las lágrimas y eso que en mi isla ya me faltan mucho de los que queria, pero bueno es la vida.
Yo no sé si aguantaría tantas horas de avión...no es que le tenga miedo pero, respeto a estar en el aire si que lo tengo.
Me alegra, que a pesar de tu tristreza de dejar allí a los tuyos, has de pensar que has estado con ellos y es lo que cuenta.
Un besote

Chaulafanita dijo...

Un beso yraya, gracias por entender mi tristeza y además compartirla. Somos muchas las personas que pasamos por esto. Un abrazo grande.

Sambiruca dijo...

jooo, crei que ya habia comentado, me cachis la mar, ésta cabeza mia.

Poz naaa, bienvenida a las europas, me gusta tu relato y que hayais llegado bien.
Un abrazo grande pa los dos.

yraya dijo...

Pobre Markus, pero entre manoseo y manoseo, se le paso la fiebre, jajaja.
Bonitas fotos.
Un beso

Chaulafanita dijo...

jajaja es un Bandido este Markus :)
Muchos saludos amiga!

Dark Side dijo...

Hola Chaulafanita...a los años que te encuentro en internet...

Liss dijo...

='( y es que como yo estoy recien llegadita aun no hemos hecho el primer viaje pero espero que todo salga bien y pueda viajar estas navidades... y es que aunque estoy muy feliz creo que uno necesita su tiempito para desperenderce de la familia, de sus cosas( claro que en realidad no son nuestras pero uno cree q si lo son :S y te das cuenta despues cuando tu hermana menor ya hizo posecion de todo lo q "era" tuyo)... Saludos