miércoles, 23 de abril de 2008

Un poco de orientación y verdad.


Ayer estaba recordando el tiempo en que vivi en Quito, ahi alguna vez asisté a grupos de meditación, la verdad me parecia todo tan extraño, pero luego fui comprendiendo que el mundo de la meditación esta mucho más arriba que el mundo de los objetos, de las cosas materiales, de la vida terrestre.
Hoy mientras veia las noticias de tantas cosas que pasan en el mundo, siento como las personas cada día estan más dispuestas a ganar la batalla de vida, en obtener ganacias financieras, de cosas, y con tristeza pienso en aquello que aprendi en las clases de meditación, de charlas, que no fueron en realidad solo eso, sino que de verdad abrieron un puente entre lo inexistente y mágico con mi mundo real.
Mi tristeza por todas esas personas que buscan y buscan y piensa encontrar a alguien, a algo, al final olvidan que nosotros solo estamos de paso por este mundo, en el momento de morir no nos llevaremos absolutamente nada, ni mascostas, ni libros, ni personas.
Debemos ser concientes de lo que nosotros estamos haciendo aqui. Si una persona si pregunta y se pregunta cada vez mas sobre la vida que lleva, sobre sus problemas, sobre sus pertenencias es una persona que no ha sabido responderse a si misma. La verdadera pregunta y la verdadera respuesta siempre esta en el interior, ahi adentro de nosotros, siempre esperando salir y despejarnos la mente.
Luchar no es fácil, mas aún si luchamos por cosas que creemos que son importantes.
Debemos volver al pasado, al reencuentro con nuestros seres espirituales, no solo buscar por buscar, sino buscar con una meta.
Cuando hablo de volver pienso en volver a la pureza del estado inicial. Si todos pensaramos con la inocencias de los niños este mundo sería otro.
La sonrisa de los seres con espiritu grande, la grandeza de la vida.
Reconciliarte con tu yo interior. No hace falta leer grandes libros de superación personal, ni asistir a cursos de meditación, aunque admito que pueden servir, pero lo que realmente el ser humano debe encontrarse es asi mismo, para ello no hace falta pagar a nadie ni pagar por nada, tan solo se necesita quedarse uno calladito, oyendo los sonidos externos hasta que poco a poco todo se queda mudo, entonces entras en contacto contigo mismo. Ese es el mejor momento para preguntarse las cosas que realmente nos estan afectando.
Espero que cada persona logre confrontarse consigo misma, no es cosa fácil, muchos pueden asustarse pero luego del susto viene la paz.... y asi me quedo pensando en esta vida que no es solo mia sino de todos y a la vez de nadie.