miércoles, 23 de abril de 2008

Dejando el pais


Nunca pense que dejaria mis pais, es que en realidad es lo menos uno se imagina, al menos en mi caso era asi, ahora recordando mi partida he debido detenerme y pensar.
Cuando el avion se alzo y yo senti ese impulso hacia arriba, eso impulso de volar, no pude contenerme y he derramado unas lagrimas, desde la ventana se veia diminuta mi tan hermosa y calurienta ciudad de Guayaquil, cuantos insultos le he dado, por ser calurosa, por ser todo menos la ciudad preferida para mi y ahora aqui a la distancia veo que no era en realidad la ciudad para mi pero tampoco era tan odiosa como creia.
Es curioso, aqui caminando entre gentes blancas, entre caras bonitas, una inteligente senalizacion, bicicletas y carros respetuosos, es aqui justo aqui donde extrano mi pais, mi ciudad, me pregunto a cada momento: cuando pisare una caca de perro? cuando me detendre a ver la naturaleza que crece en las veredas?, cuando pasara el que vende los guineos?... donde se ha ido todo?
Y yo mismo me respondo, todo esta ahi, todo sigue igual, es como si solo me hubiera dormido, al cerrar los ojos veo, huelo, oigo todo mi entorno guayaco, y ni siquiera las campanas del centro de Münster pueden hacerme olvidar mi patria.
Muchas personas dicen que es de valientes eso de irse y dejar a todo y a todos, yo creo mas bien que no es de valientes sino de miedosos, yo vengo huyendo de mis propios miedos, lo malo es que parece que los miedos tambien saben viajar y atravezar continentes.
Bienvenida a Europa Julia, bienvenida!

7 comentarios:

Ximena Cabezas dijo...

yo no se quien sufre mas la verdad..si los que se quedan o los que se van. bueno los que se van por lo menos tienen eso de que van a descubrir nuevos lugares que pueden llegar a ser super interesantes, etc etc..
los que se quedan se quedan en lo mismo pero con una persona menos...eso puede ser fatal...
pero bueno yo se exactamente de lo que hablas...cerrar los ojos donde estes y ver a tu ciudad (En mi caso quito aunque naci en guayaquil hehe)...sentir el frio, el olor de los carros, y los griterios de PERIOOODICOS BOTELLAS ESCOOOBAS TRAPEADORES hehe...es un goce...acordarse de las cosas que hay alla y que como molestaban, y de pronto no estan y que no dariamos porque esten...
Pero que te dire, uno se va con un proposito y mientras eso este en tu mente siempre tendras por lo menos un ideal al que agarrate cuando comiences a decaer!
No estas sola...!

Chaulafanita dijo...

Que linda! muchisimas gracias por el comentario querida Ximena, asi que has nacido en Guayaquil! mira tu!
Gracias por entrar a mi blog, espero pronto tener mas visitas pero sobretodo espero poder escribir lo que necesito decir.
Tienes razón con eso de "los que se quedan". En este caso yo deje a mi familia en un momento algo especial, mi hermana mayor embarazada por primera vez, mi hermano empezando la Universidad, y yo ahi haciendo mis maletas. Cuando pienso en el dia que mis papás se fueron y los vi alejarse en el aeropuerto en Hamburgo, siempre siempre que lo pienso ( asi com justo ahora) empiezop a llorar, no puedo evitarlo, entonces siento que debo ir corriendo a Ecuador, que no soy fuerte. Pero como tambien has dicho, yo vine a Alemania con un propósito, y ese no fue cualquiera, fue por Amor, y ahora lo estoy viviendo con la persona que queria. Hay que dejar a veces muchas personas ( dejarlas fisicamente solo!) para empezar un nuevo camino.
Gracias por lo de "No estas sola...!" me das ánimos. Gracias!!!

Yo Merita dijo...

Que bonito post. Es la verdad, yo siempre quise mucho mi pais pero tambien me he quejado bastante. Que si la violencia, que el trafico, la mugre, blablabla. Luego llegas aca y te das cuenta que extranas horrores.
Sobretodo en lugares como estos paises de primer mundo, donde todo es tan, perfecto pero quizas tambien tan desabrido?
No se, al principio me costo mucho, me deprimia, no me sentia parte de. Aun no me siento parte de, pero bueno, poco a poco.

Yo creo que dejar tu pais y familia es mucho mas facil estando enamorada, jeje, a poco no? Yo no creo haberlo podido hacer de no estarlo. La gente que se queda muchas veces ansia salirse, pero es ya estando afuera que te das cuenta de que el pasto no siempre es mas verde del otro lado. O si, pero tmabien tiene hoyos y cacas, jaja!

La primera vez que regrese a Mexico tras dejarlo, fue un sentimiento muy extrano. Ya no me sentia ni de aqui ni de alla. Pero sigo extranadolo mucho y sueno con volver casi todos los dias. Y ni que decir de como se extrana la familia. Pero trato de no clavarme porque entonces me eprimo y pues eso ahora no me sirve de nada.

Lo bueno es que tienes a tu aleman a quien tanto adoras y que te adora igual, con eso tienes pa enfrentar todo lo demas! ;)

besos!

Chaulafanita dijo...

Que lindo comentario amiga! muchisimas gracias... sabes, es asi y nunca antes me lo podía plantear pero ahora leyendo tu comentario me doy cuenta de algo. Definitivamente sino estuviera enamorada de mi esposo seguramente no podría haber dejado mi país para venir a vivir a otro tan distinto como lo es Alemania.
Definitivamente el destino es una cosa seria, quien diria que tu en Canadá, yo en Alemania y cuantas parejas mas aun por decifrar sus vidas... Lo cierto es que la familia de uno, la de corazón siempre será lo mas amado del mundo junto al esposo claro! Tener el apoyo del ser amado es lo mas rico del mundo. Suertudas nosotras!

Nata dijo...

Hola, llegue a tu blog a travez del de Marce y quiero decirte que nuestras historias son muy parecidas ya que yo tambien conoci a mi media naranja por internet, nada mas que en mi caso es un sueco. Besos.

Chaulafanita dijo...

Hola Nata, gracias por entrar a mi blog. La Marce es una chistosa me encanta leer su blog. Y ayer entre al tuyo y lei algunos post. Me detuve en ese donde contabas que te diste cuenta que no tenias albumenes tuyos para arreglar y que la mayoria de TUS cosas no estaban ahi en Suecia. Ay a mi me pasa igualito.
Es increible como este boom del internet ha traído amor a ciertas parejas que pensaban ( como mi esposo y yo) que ya nunca iban a conocer al ser amado...
Saludos desde Alemania. Ahora mismo te linkeo!

Kodama San dijo...

jajaja, me he reído con eso de la "caca de perro" por dios!! arghh. Yo también "me fui" cuando me casé, ahora vivo en "pastulandia", osea, tulcán, lo que más extraño, además de mis sobrinas lindas es el rico clima de donde vivía: mi entrañable Sangolquí. Pero ya está, decidí irme y si, aunque las cosas son distintas acá, a veces no entiendo lo que hablan, jamás he escuchado tantos apodos en mi vida! y bueno, otras cositas, ya con mi esposo, sabiendo que está conmigo en todo el sentido de la palabra, me hace estar tranquila, y añorando sin tristeza...