miércoles, 23 de abril de 2008

bailando por la ciudad...

Hoy estaba haciendo algunas diligencias por el centro de la ciudad, mi mamá ha decidido entrar a un lugar que según ella mismo contaba tenia ya muchisimo tiempo de existir, venden ropa interior, zapatillas, medias, es muy pequeño pero acogedor... mientras ella estaba comprando yo he oído a lo lejos cierta música, decidi acercarme a la puerta del establecimiento, entonces han aparecido estos viejitos, vestidos con ropas típicas de la ciudad, bailaban, era de verdad increíble ver el ritmo en las caderas de estas ancianitas todas maquilladas y luciendo sus largos, blanco celestes vestidos!Sentí una ternura al verlos, me provocaba aplaudirles, gritarles que se veían adorables, y en mi mente lo hice, no solo les grité, les aplaudí, sino que tambien les hice reverencias, porque no eran personas cualquieras eran mis viejos guayaquileños, mis viejos madera de guerrero, caminando francos y valientes...Pero entonces cuando estaba casi llorando de la emoción mientras pasaban frente al hotel Guayaquil he oído que de la música se desprendía un leve grito, incluso me pareció que sonaba como si dijeran mi nombre!Será? no será? que será?---Ah, perdona, si si mami, ya voy a ver, es solo que no creerás lo que acabo de ver, habían unos viejitos en la calle y tenian unos...